En un próximo artículo hablaré sobre el origen del hombre. Pero considero que previo a eso deberíamos conocer el origen de todo… la creación del universo.

El suceso más antiguo que podemos datar en el universo que conocemos se remonta a unos 12.000 millones de años. En ese momento, toda la energía (y todo el espacio) del universo se encontraba concentrada en un punto, que fue el origen de una gran explosión, a la que se dió en llamar big bang. Durante los primeros segundos, la temperatura era de más de un billón de grados y toda la energía se hallaba en forma de radiación.

Durante los primeros 10 segundos se formaron las partículas elementales y al cabo de 15 minutos se formaron núcleos de hidrógeno y helio, en proporción de cuatro a uno. 

Unos 10.000 años después la temperatura había descendido a unos 100.000 grados y se formaron los primeros átomos de hidrógeno. Al cabo de unos 400.000 años el hidrógeno empezó a condensarse en nubes (las futuras estrellas), las cuales a su vez se agrupaban en cúmulos mayores (las futuras galaxias).

Hace 11.000 millones de años la temperatura del universo era de unos 3.000 grados, y se formaron las primeras estrellas: la gravedad hizo que los núcleos de muchas nubes de hidrógeno alcancen temperaturas elevadas (unos 15 millones de grados), lo que permitió la fusión del hidrógeno en helio, proceso que origina la emisión luminosa de las estrellas. 

Cuando las estrellas agotan el hidrógeno del núcleo son capaces de seguir generando energía fundiendo a su vez el helio en materiales más pesados. De este modo, en los núcleos de las primeras estrellas se formaron todos los elementos químicos que actualmente hay en la Tierra. 

En las estrellas más grandes, este proceso genera cada vez más energía, hasta que llega un momento en que la gravedad no es capaz de contenerla y la estrella explota, lanzando al espacio gran parte de su materia. Esto sucede a una edad diferente según la masa de cada estrella. Las explosiones de estrellas llenaron el espacio de nuevas nubes de gas (un gas  relativamente rico en toda la gama de elementos químicos), a partir del cual se formaron nuevas estrellas, las llamadas estrellas de segunda generación, entre las cuales se encuentra el Sol.

El Sol empezó a brillar hace unos 5.000 millones de años. En esta época el universo se había enfriado ya a unos 100 grados bajo cero. Existen muchas teorías sobre cómo se formaron los planetas del sistema solar, pero fuera como fuera, la edad de la Tierra se estima en unos 4.600 millones de años. 

Al principio era una masa incandescente cuya superficie tardó relativamente poco en enfriarse. Parte de la atmósfera se licuó y se crearon así los mares y océanos. La composición química de la atmósfera y de los océanos era muy diferente de la actual: No existía la capa de ozono que actualmente nos protege de los rayos ultravioleta, la atmósfera soportaba una intensa actividad eléctrica. Estas condiciones fomentaron la formación en las aguas de compuestos químicos cada vez más complejos y variados: compuestos orgánicos que culminaron con la aparición de formas de vida.

Cuando la Tierra se encontraba en este estado de formación surgió la Luna.Actualmente se desconoce con exactitud cómo se originó el satélite y son varias las teorías que compiten por ser la correcta. Sin embargo, la más extendida es aquella que habla del impacto de un planeta gemelo del tamaño de Marte, llamado Tea, que chocó con la Tierra. Los fragmentos que salieron disparados hacia el espacio fueron capturados por la gravedad del planeta azul que, al principio constituyeron un anillo en torno a este, pero luego se terminaron reagrupando hasta formar la Luna. 

Esta teoría, formulada por Will Hartmann en los años 70, es también la más aceptada por explicar el eje de rotación de la Tierra. Y es que parece ser que el impacto es lo que causó que esta se encuentre ligeramente inclinada en 23,5º. También supuso la regulación del clima y la razón por la que existen las 4 estaciones.

Una serie de cambios dieron lugar a la habitabilidad en el planeta

Los estudios científicos señalan que hace aproximadamente 3.900 millones de años empezaron a surgir los primeros organismos vivos en el planeta. Primero aparecieron las bacterias unicelulares y eucariotas. Estas fueron el origen de que una gran masa de oxígeno empezara a acumularse en la atmósfera del planeta.

Durante esta época en la que la atmósfera no estaba completamente formada, fueron muchas las colisiones que se dieron, algunas como la de Vredefort dieron lugar a uno de los cráteres más grandes de la historia.

Con el movimiento de las placas tectónicas, causadas por el flujo del manto terrestre, se formaron diferentes supercontinentes que con el paso del tiempo se han ido amoldando. Actualmente, la corteza sigue moviéndose, lo que da lugar a terremotos, volcanes y nuevas islas, entre otros.

Fuente:

https://www.uv.es/ivorra/Historia

https://www.businessinsider.es/infografia-muestra-toda-historia-universo-evolucion

Síguenos
Últimas entradas de Beto Aller (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *